Somos animales ♥ Somos GATOS

No hay mejor día que hoy, en su día, para dedicarle este blog a nuestro querido amigo el GATO.

El comienzo, es la parte más importante de la obra

Cuando era pequeña, compartía mi vida con un gatito que adoptamos, se llamaba Simba. Este sería el primer contacto que tendría con un felino, compartiendo el mismo hogar. Recuerdo como cada noche me despertaba con una bolita de pelo sobre mi cuello en forma de bufanda, con sus vibraciones y calor me relajaba tanto que hubiese deseado no tener que levantarme cada mañana para ir al cole y tener que despedirme de él hasta la tarde. Me enseñó muchas cosas en los años que estuvo junto a nuestra familia, y hasta día de hoy sigo aprendiendo de su recuerdo. Algo que descubrí hace unos años es que no le entendía, me di cuenta que en muchos momentos quería decirme cosas y yo no supe entenderle.

En el año 2013 comenzamos nuestro trabajo con gatos, ese año, fue para mí, mi reencuentro con mi parte más felina (y más femenina). Mi camino se cruzó con el de Mª Jesús, una bellísima persona que gestiona SOS Gatos  y que me enseñó como el amor por estos animales no tiene barreras, además, otra persona muy importante en esta historia es Alex, de la cual también aprendí que,si encontrábamos alguna, se podía romper, y gracias a ella y su maravilloso proyecto de La Gatoteca  tengo el placer de haber conocido a esta maravillosa especie de una forma que nunca antes imaginé y haber llegado hoy aquí, ¡gracias!

Cuando nos embarcamos en el proyecto de Terapia Asistida con Gatos, no fue tan fácil como parecía, pero, un segundo…

 ¿qué es esto de Terapia Asistida con Gatos?

La Terapia Asistida con Gatos es un tipo de intervención complementaria a otros procesos terapéuticos, por tanto, para que el trabajo que realizamos sea efectivo y de calidad, las sesiones siempre están dirigidas por un profesional de la salud (terapeuta ocupacional, psicólogo…), el cual realiza una evaluación previa de la persona para asegurarnos que se puede beneficiar de este tipo de intervención y valora sus necesidades, capacidades y fortalezas, lo cual nos ayudará a plantear objetivos y metodología de intervención. Una vez tenemos todo eso, diseñaremos sesiones en las queel gato, como gran fuente de motivación e interés, nos acompaña y facilita el acercamiento a la persona, creando un puente y nexo de unión entre los terapeutas y las personas con las que trabajamos. Otra figura muy importante que acompaña al profesional de la salud es el Técnico en Terapia Asistida con Animales, un profesional experto en las necesidades de la especie con la que trabajamos, en este caso el gato. Las funciones de este profesional son velar por el bienestar del animal (si muestra signos de estrés, si necesita cubrir alguna necesidad…etc.).

No todo es un camino de rosas, o quizás sí.

A pesar de ser unos maravillosos compañeros de trabajo, no está muy extendido el trabajo con ellos por lasdificultades que se imponen debido a sus necesidades como especie (no nos desplazamos con ellos, sino que trabajamos en su propio hogar, puesto que los desplazamientos y cambios continuos les genera mucho estrés). A esto, además, le sumamos que la sociedad tiende a hablar de los gatos atribuyéndoles muchas emociones complejas que no corresponden a ellos (ira, rabia, envidia…). Pero, si nos fijamos, justo eso pasa con nosotros mismos, tenemos una idea muy cerrada de quienes somos y de cuál es nuestro papel lo cual no nos deja ver más de lo que se encuentra en nuestro interior. Por eso, en un proceso de psicoterapia, el gato puede convertirse en un espejo de nosotros mismos y las personas pueden interactuar creando una historia en la cual reflejan sus propios anhelos y preocupaciones, que con la ayuda del psicoterapeuta y de la intervención emocional, podemos ayudar a las personas a conocerse mejor, combatir sus debilidades y fomentar sus fortalezas.

Relación sana = Relación igualitaria

Los gatos son grandes facilitadores en dificultades relacionales o con el vínculo ya que no nos perciben a los humanos como criaturas superiores, sino que nos ven como un gato inusualmente más grande, es por eso que mantienen con nosotros una relación igualitaria, de intercambio y, por tanto, su domesticación es un trato entre iguales y está basada en el respeto, el cariño y la libertad. Durante las sesiones que realizamos el gato de aproxima por puro afecto, no porque exista una orden que lo indique, siendo este un mayor refuerzo en la interacción.

En nuestras sesiones siempre trabajamos con un manejo muy natural del animal (no utilizamos sujeciones ni cualquier otro método de control sobre él). El gato acompaña al terapeuta como facilitador en la interacción con el paciente y esta interacción se basa en el uso terapéutico del vínculo afectivo  que se crea entre el gato y la persona, proporcionándole comodidad, apoyo y compañía en forma de afecto.

Debemos de tener en cuenta en el entrenamiento que es necesario dejar de amoldar el comportamiento felino a nuestras vidas modernas, ya que podemos afectar su trayectoria evolutiva al punto de convertir a su especie en una principalmente doméstica, perdiendo entonces las características más bonitas de este animal, su pureza.

Si te ayudo, me ayudo: ayuda bidireccional

A pesar de que en la Terapia Asistida con gatos encontramos menos investigaciones que en otro tipo de animales con los que trabajamos en el mundo de las Intervenciones Asistidas con Animales (perro y caballo), hay estudios que demuestran cómo estos animales nos reportan beneficios a nivel fisiológico como disminución de la posibilidad de desarrollar alergias o disminuyen el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Y no solo a nivel fisiológico sino también a nivel emocional ya que son un gran apoyo en momento difíciles (siempre están ahí cuando les necesitamos), nos sentimos menos solos y por tanto incrementa nuestros niveles de bienestar.

Por desgracia, no encontramos estudios que nos hablen de los beneficios que reciben los gatos de este tipo de proyectos, por eso, nuestro trabajo está muy orientado a la realización de proyectos de ayuda bidireccional, siendo, las intervenciones que realizamos, llevadas a cabo en centros de protección animal. Hay que aprovechar este tipo de intervenciones para ayudar a mejorar el mundo y mover nuestras líneas de trabajo para cambiar el rumbo y que no solo seamos beneficiarias las personas sino también los animales que nos ayudan y la naturaleza. 

El trabajo que comenzamos realizando en La Gatoteca, conlleva beneficios bidireccionales, siendo no solo los usuarios de las intervenciones quien recibe cosas positivas del trabajo sino los propios animales, ya que la participación en las sesiones de la colonia de gatos (que vive allí mientras espera un hogar definitivo) y el trabajo que realizamos les ayuda a aumentar el número de interacciones sociales y a prepararse para su vida en un hogar. Además, los profesionales de La Gatoteca son los principales conocedores y expertos de los gatos, por eso, nuestro trabajo tiene que ser en equipo con ellos, ya que serán quienes nos informen del estado y necesidades específicas de ese animal, tipo de alimentación, personalidad, etc.

Otro gran ejemplo de ello es nuestro proyecto Soulmates que desarrollamos junto a nuestros amigos de HOOPE,  grandes referentes en el mundo de la protección animal. Este maravilloso proyecto une a menores que se encuentran en acogimiento familiar con animales que se encuentran en una situación similar en centros de protección, juntos trabajan para mejorar la calidad de vida de los otros, son un equipo que se ayuda mutuamente, no hay trabajo más bonito.

Hasta día de hoy seguimos aprendiendo y creciendo de la mano de maravillosos compañeros, aún nos quedan muchas cosas que contar ¡hasta pronto!

 

 

Celia Parra Cepeda

Terapeuta Ocupacional

Experta en Intervenciones Asistida con Animales

 

 

About
Somos el alma de Souling, siempre estaremos para atenderte lo mejor posible.

Leave a Comment

CAPTCHA
Refresh

*

Start typing and press Enter to search