Fox, un perro de terapia muy especial

Aprovechando estas fechas de regalos y coincidiendo con la llegada a casa hace 3 años de Fox, me gustaría dedicarle un espacio suyo ¡exclusivo!, como se merece.

Fox llegó a mi vida el 27 de Diciembre de 2013. ¿Regalo de Navidad atrasado? No, casualidades que vienen cuando menos lo esperas.

Toda mi vida he crecido junto a animales (sobre todo perros) que tenían familiares cercanos, por lo que siempre pedía a los Reyes Magos ¡un perrito! Nunca me lo trajeron, por lo que pensé: -“por algo será, ¡ellos son sabios!”- Así desistí y me dije a mí misma que cuando fuera mayor y pudiera hacerme cargo de un perrito no lo pediría, ¡iría directamente a por él!

Después de informarme de todo lo que conlleva tener un perro (gastos, tamaño, pelos, educación, vacaciones…) y pensarlo con calma… ¡Por fin llegó el momento!

e0213b70097d4eb7ac44493d6ff116c9

Siempre me han gustado los Golden Retriever, pero  sabía que había muchos perros pasando frío, con miedo,  sin su mamá por lo que decidí adoptar en vez de comprar un perro que sí estaba bien atendido y tendría más facilidad para tener un hogar. Era la mejor decisión que podía tomar.

Buscando por muchas protectoras me encontré con 3 hermanitos que buscaban una familia, ya que a su mamá se la encontraron en muy malas condiciones y ni siquiera podía darles de comer hasta que se recuperara. Fue entonces cuando dos ojos preciosos se clavaron en los míos seguidos  de un cuerpecito dorado. Ahí estaba él… ¡Fox! Un perrito mestizo de Golden,  jugando con sus hermanitos y a la vez viniendo a saludar. No tenía un Golden puro,  pero tenía la mitad de uno y ¡la mitad de otro! ¡Dos perros en uno!

Hablé mucho con la persona que le cuidaba, ya que quería hacer las cosas lo mejor posible y que los dos fuéramos felices juntos  y después de varios días… ¡por fin lo tenía en casa! En esa casa calentita que tanto necesitaba y con el cariño que su madre no le pudo dar.

Ahora Fox tiene 3 años y es un perro que se caracteriza por su vitalidad, entusiasmo, por su capacidad para aprender y trabajar,  por lo cariñoso que es y como no… ¡por esos ojazos que se clavan en la mirada de todo el mundo!

ebcd14cceca94abb8155367a112901ef

Pero, ¡no todo ha sido un camino de rosas! Fox ha tenido que hacer muchas visitas al veterinario, estar mucho tiempo de reposo, hacer rehabilitación y de todo ello ha entrado y salido moviendo la cola. Todo ha merecido la pena.

“A Fox y a mi nos alegra mucho poder trabajar en equipo ayudando a más personas a superar el  día a día ya que se ha convertido en un gran perro de terapia en SoulCan y llena el mundo de sonrisas”

Después de todo su proceso de aprendizaje por fin los dos colaboramos juntos para ayudar a otras personas a supe. A Fox y a mi nos alegra mucho poder trabajar en equipo ayudando a más personas a superar el  día a día ya que se ha convertido en un gran perro de terapia en SoulCan y llena el mundo de sonrisas.

Al igual que nos ayudamos los dos desde aquel 27 de diciembre de 2013.

¡Por muchos años más!

Edurne Alcázar Alvarado 

Técnico en Terapia Asistida con Animales en SoulCan

About
Somos el alma de Souling, siempre estaremos para atenderte lo mejor posible.

Start typing and press Enter to search